Lo que la primavera nos dejó

Recien entrado el verano, queremos hacer un repaso de lo que la primevera ha dado de sí.

Tras el parón fílmico y de lluvias la entrada de abril nos trajo renovadas energías con el proyecto de huerta ecológica que tenemos entre manos. Primero la decisión, rumiada desde el pasado año, de utilizar dos lugares para sembrar, El Cocedero en la Cabra por un lado y El Desmate por otro. Las razones de esta división en dos huertas han venido, por un lado, por la persistencia del señor grillotopo en el cocedero, por otro por la disponibilidad de agua y por otro por nuestra propia disponibilidad de tiempo. El dividir la huerta creemos que nos permitirá dividir riesgos en cuanto a plagas, aprovechar los justos recursos hídricos que tenemos al abordar una huerta grande y aprovechar mejor el trabajo de dos personas.

Había que empezar por mover la tierra de nuevo, como el pasado año aprovechamos la fuerza de un tractor para ponernos la tierra a punto.

 180420133964 100420133830

Los primeros cultivos que ibamos a abordar eran tres, la papas, garbanzos y secano de sandias y melones. Con esta idea arrimamos un buen cargamento de estiercol, sobre todo a las papas (algo pajizo, que le gusta), algo menos para el resto. Nuestro amigo Jesús nos ayudó en esta tarea tan “arcaica”, como él dice.

 080420133811 080420133818 080420133822

Estas tres hojas se prepararon en el desmate. Según nos han comentado algunos de nuestros mayores en lugares con mucho grillotopo “las papas salen alacranás”, refiriendose a que el alacrán cebollero o grillotopo aunque no seca las paperas, raspa gran parte de las patatas, dañándolas. Para esta tarea se nos unió nuestro hortelano mayor de cabecera, José Antonio, que poquito a poco nos echo una buena mano, como en el resto de la huerta del desmate.

110420133842 110420133851 110420133858 110420133861 120420133863

Para ver la incidencia de nuestro enemigo en las papas, hemos sembrado también un saco en el cocedero, ya veremos…

Los garbanzos venían de Valencia del Ventoso y aunque era tarde (el agua no dejó hasta entonces) intentamos su cultivo.

140420133920 140420133922 150420133932

Les costó nacer por la ausencia de agua tras su siembra, pero finalmente arrancaron. Ha sido un cultivo problemático, con bastantes bajas y que al final está teniendo mal desarrollo, como dicen los hortelanos viejos, están empezando “a rabiar”, las horas finales empiezan a amarillear y finalmente la mata se seca. Hemos oido que es algún tipo de hongo en la tierra, que suponemos será peor según la climatología que les venga. Pero bueno, veremos el resultado definitivo dentro de poco.

En cuanto al secano de sandías y melones, ha sido también poco afortunado, Jose Antonio ha resembrado varias veces y cabado las casas, gracias a eso el final están tirando muchas plantas. Veremos como llevan el verano.

 300420134002 230620134167

La faena continuó con los bancales que hemos hecho en el desmate, 24 en total, para las hortalizas veraniegas y con idea de que nos sirvan de cara al otoño. Es un proceso laborioso, pero esperemos que el resultado merezca la pena. Para cada planta utilizamos estiércol muy descompuesto, que darán un punto de energía extra…

080520134028 080520134029 250420133984

Esta zona alberga ahora, judías verdes, friajones para seco de diferentes variedades, lechugas, repollos, cebollas, tomates gordos, tomates de cuelga, cherrys, pimientos gordos, pimientos italianos, berengenas ralladas y negras, guindillas, pepino melón, pepino verde, calabacines de varios tipos, calabazas, y quizás algo más que se queda en el tintero.

Y llegó el momento de abordar la tarea en el cocedero, también allí hemos realizado bancales en una zona, que actualmente albergan pimientos gordos e italiznos, tomates de varios tipos, berengenas ralladas y negras, lechugas, repollos y coliflores. A continación directamente en suelo hemos preparado una zona de judías verdes de mata baja y varias líneas de friajones para seco de distintos tipos.

280520134084Los cultivos siguen con calabacines verdes y blancos y calabazas, estos cultivos hemos comprobado que aguantan bien tras el verano dejando los frutos grandes, casi acalabazados, así que hemos planteado una zona amplia. También en esta zona están los pepinos y los pepinos melón (blanco o armenio).

Las siembras se completan con una zona de melones y sandías esta vez con goteros, de manera que le podamos dar un empujón si hace falta.

También están en marcha varios líneos de maiz, girasol, judías verdes de enrame planas y redondas y vamos a intentar también el cultivo de cacahuetes.

Preparando la tierra

Dejando un poco de lado los portillos hemos estado estos días preparando la zona donde vamos a sembrar nuestras primeras plantas. Ya es tarde, así que no había tiempo que perder ni podíamos deleitarnos tanto como nos hubiese gustado (nada de bancales por ejemplo…)

Tras unos pases con  la mula mecánica (la de Josantonio, el padre de Chico) fuimos estercando (estiércol de Pedrote) la zona de siembra, siguiendo la línea de los futuros goteros.

Terminado el proceso de nuevo la mula mecánica nos ayudó a incorporar esa materia orgánica a la tierra.

Para terminar un poquito de rastrillo para darle el aspecto definitivo a la espera de las gomas y las plantas.

La verdad es que la tierra tiene muy buena pinta, colorcito rico y suelta…   a ver que tal se da.