Los nuevos socios

Con todos los problemas que hos he comentado en la entrada anterior y viendo la imposibilidad de abastecer adecuadamente a toda la gente que hay esperando a las cositas de la huerta hacía un tiempo que la cabeza andaba buscando soluciones, dejar algo, buscar ayuda, etc, y a esto que el destino me manda un mensaje de Renato, de la Huerta Los Seise, profe del curso de agricultura ecológica que hicimos hace unos años. Me comentaba que en tenía una alumna este año pasado de Monesterio y que quería empezar a producir y a sacar algo de su huerta. Y ahí aparecieron Mari Ángeles y Pepe, él es de Monesterio y viven cerca de la población, pero en el campo, disponían de terreno libre, maquinaria, experiencia de huertas tradicionales y la experiencia del curso de horticultura ecológica, y sobre todo, ganas.

IMG20151016b

Los nuevos socios, Mari Ángeles y Pepe, esquivos a la cámara pero efectivos en el trabajo

Para mi fue una alegría y un poco de alivio, tras los agovios del verano al ver que esto no funcionaba bien. Así que hablamos y decidimos compartir nuestras huertas, echarnos una mano, sembrar coordinadamente y compratir la producción. Así andamos desde septiembre, hemos planteado en las dos huertas una siembra abundante de todas las variedades otoñales que hemos tenido a mano y la idea es seguir planificando siembras conjuntas para intentar abastecer a todos y todas.

Os iremos contando, los primeros frutos conjuntos están al caer. Os dejo una galería de imágenes con este proceso desde septiembre, podréis ver la evolución y el estado de las plantas hoy mismo.

Salud.

Anuncios

Las nuevas siembras primavera 2015

Poco a poco la primavera se va abriendo camino y los trabajos van avanzando. Un par de cosas quedan en La Cabra, los ajos y habas, que van a buen ritmo gracias a las últimas lluvias. Los ajos, tras las lluvias y algún riego van viento en popa.

Los ajos, tras las lluvias y algún riego van viento en popa.

El resto de cultivos está en la huerta de los cotos, que tras la ampliación de terreno cultivable va a ser la huerta principal y quizás pronto la única. Del pasado año están ya en su lugar las fresas, un poco de preparación y de replantación de algunas perdidas, así como unas líneas más nuevas para este año.

Las fresas en pleno estirón, estos días de sol la empujan...

Las fresas en pleno estirón, estos días de sol la empujan…

Otro de los cultivos que ha pasado el invierno en el terreno son algunas filas de cebollas y remolachas, que ya están casi listas.

Cebollas y remolachas, uno de los cultivos que ha pasado todo el invierno en la huerta, casi listos.

Cebollas y remolachas, uno de los cultivos que ha pasado todo el invierno en la huerta, casi listos.

Como en otras ocasiones el sistema de cultivo principal va a ser el de bancales, generalmente empajados, con idea de intentar que sean permanentes, que duren varios años. Es un proceso más laborioso, pero con ventajas como el buen drenaje o una altura mayor para el trabajo que se tenga que hacer.

Preparando un bancal.

Preparando un bancal.

En estos primeros bancales ya están creciendo lechugas variadas, cebollas, puerros, zanahorias, remolachas, guisantes, y otras cositas más.

Bancales con cebollas rojas, blancas y lechugas variadas

Bancales con cebollas rojas, blancas y lechugas variadas

Como novedad este año hemos introducido varios bancales de espárragos, a ver que tal.

En los bordes de la huerta dos bancales con buenos drenajes para los espárragos. También algunas lechugas.

En los bordes de la huerta dos bancales con buenos drenajes para los espárragos. También algunas lechugas.

Ya están también en el terreno las patatas de primavera, estas van en la zona de cultivo nueva, que ha resultado ser más suelta y arenosa, ideal para las patatas.

La tierra para las papas, con estiércol de caballo esperando un último pase a la tierra

La tierra para las papas, con estiércol de caballo esperando un último pase a la tierra

Como en otras ocasiones dos tipos de patatas, blancas y rojas.

160320151118

Hilera de patatas antes de ser enterradas.

El agua de la lluvia se hacía de rogar, así que la siembra de este año ha venido con todo el equipo al completo, caballones y gomas de goteo. Ya están ahí para cuando se necesite.

160320151111

caballones con las patatas y las gomas de riego, justo antes de las últimas lluvias.

Este año también vamos a probar una nueva técnica, preparar las siembras del todo, con caballones ya formados y empajado, esperemos que funcione bien.

240320151193

Lineas de patatas empajadas.

Y como no, las tareas de realización de semilleros que siguen su curso, lechugas, puerros, cebollas, apio, boniatos, calabacines, pimientos, tomates, berengenas, aromáticas, etc.

230320151179

Y poco más que deciros por ahora, esperemos que el tiempo acompañe y avancen bien los trabajos. Os dejo con una graciosa imágen de las alcachofas.

La alcachofera, buen refugio para Frasco.

La alcachofera, buen refugio para Frasco.

Del verano a la primavera

Bueno, la actualización de este sitio parece que no va muy acompasada, os dejamos una selección de fotografías de lo que ha ocurrido en Huerta El Cocedero desde el verano pasado, en 2014, a finales del invierno, con los preparativos de las nuevas siembras. Como veis los resultados de estos meses han sido muy buenos, el verano resultó muy gratificante en la nueva huerta de Los Cotos, así como el arranque de los cultivos de otoño. Aquí tenéis las imágenes.

Lo que la primavera nos dejó

Recien entrado el verano, queremos hacer un repaso de lo que la primevera ha dado de sí.

Tras el parón fílmico y de lluvias la entrada de abril nos trajo renovadas energías con el proyecto de huerta ecológica que tenemos entre manos. Primero la decisión, rumiada desde el pasado año, de utilizar dos lugares para sembrar, El Cocedero en la Cabra por un lado y El Desmate por otro. Las razones de esta división en dos huertas han venido, por un lado, por la persistencia del señor grillotopo en el cocedero, por otro por la disponibilidad de agua y por otro por nuestra propia disponibilidad de tiempo. El dividir la huerta creemos que nos permitirá dividir riesgos en cuanto a plagas, aprovechar los justos recursos hídricos que tenemos al abordar una huerta grande y aprovechar mejor el trabajo de dos personas.

Había que empezar por mover la tierra de nuevo, como el pasado año aprovechamos la fuerza de un tractor para ponernos la tierra a punto.

 180420133964 100420133830

Los primeros cultivos que ibamos a abordar eran tres, la papas, garbanzos y secano de sandias y melones. Con esta idea arrimamos un buen cargamento de estiercol, sobre todo a las papas (algo pajizo, que le gusta), algo menos para el resto. Nuestro amigo Jesús nos ayudó en esta tarea tan “arcaica”, como él dice.

 080420133811 080420133818 080420133822

Estas tres hojas se prepararon en el desmate. Según nos han comentado algunos de nuestros mayores en lugares con mucho grillotopo “las papas salen alacranás”, refiriendose a que el alacrán cebollero o grillotopo aunque no seca las paperas, raspa gran parte de las patatas, dañándolas. Para esta tarea se nos unió nuestro hortelano mayor de cabecera, José Antonio, que poquito a poco nos echo una buena mano, como en el resto de la huerta del desmate.

110420133842 110420133851 110420133858 110420133861 120420133863

Para ver la incidencia de nuestro enemigo en las papas, hemos sembrado también un saco en el cocedero, ya veremos…

Los garbanzos venían de Valencia del Ventoso y aunque era tarde (el agua no dejó hasta entonces) intentamos su cultivo.

140420133920 140420133922 150420133932

Les costó nacer por la ausencia de agua tras su siembra, pero finalmente arrancaron. Ha sido un cultivo problemático, con bastantes bajas y que al final está teniendo mal desarrollo, como dicen los hortelanos viejos, están empezando “a rabiar”, las horas finales empiezan a amarillear y finalmente la mata se seca. Hemos oido que es algún tipo de hongo en la tierra, que suponemos será peor según la climatología que les venga. Pero bueno, veremos el resultado definitivo dentro de poco.

En cuanto al secano de sandías y melones, ha sido también poco afortunado, Jose Antonio ha resembrado varias veces y cabado las casas, gracias a eso el final están tirando muchas plantas. Veremos como llevan el verano.

 300420134002 230620134167

La faena continuó con los bancales que hemos hecho en el desmate, 24 en total, para las hortalizas veraniegas y con idea de que nos sirvan de cara al otoño. Es un proceso laborioso, pero esperemos que el resultado merezca la pena. Para cada planta utilizamos estiércol muy descompuesto, que darán un punto de energía extra…

080520134028 080520134029 250420133984

Esta zona alberga ahora, judías verdes, friajones para seco de diferentes variedades, lechugas, repollos, cebollas, tomates gordos, tomates de cuelga, cherrys, pimientos gordos, pimientos italianos, berengenas ralladas y negras, guindillas, pepino melón, pepino verde, calabacines de varios tipos, calabazas, y quizás algo más que se queda en el tintero.

Y llegó el momento de abordar la tarea en el cocedero, también allí hemos realizado bancales en una zona, que actualmente albergan pimientos gordos e italiznos, tomates de varios tipos, berengenas ralladas y negras, lechugas, repollos y coliflores. A continación directamente en suelo hemos preparado una zona de judías verdes de mata baja y varias líneas de friajones para seco de distintos tipos.

280520134084Los cultivos siguen con calabacines verdes y blancos y calabazas, estos cultivos hemos comprobado que aguantan bien tras el verano dejando los frutos grandes, casi acalabazados, así que hemos planteado una zona amplia. También en esta zona están los pepinos y los pepinos melón (blanco o armenio).

Las siembras se completan con una zona de melones y sandías esta vez con goteros, de manera que le podamos dar un empujón si hace falta.

También están en marcha varios líneos de maiz, girasol, judías verdes de enrame planas y redondas y vamos a intentar también el cultivo de cacahuetes.

El acceso a la huerta

Hace ya varias semana que empezamos con el arreglo de uno de los portillos más grandes que teníamos en el perímetro de la huerta, es el lugar junto al que finalmente hemos colocado los depósitos del riego aprovechando una sombrita encinera, así que decidimos hacer de camino una portada de acceso y paso de la cerca de las albercas y la noria a la huerta. Para salvar el desnivel de una cerca a la otra hemos realizado una rampita de acceso que nos facilite el trajín y el paso con una carretilla.

Este será sin duda uno de los pasos más utilizados, ya que aunque existe otro, se encuentra en el extremo de las dos cercas.

Os dejamos una galería de imágenes para que veáis cómo ha ido el arreglo, un poco largo, ya que la huerta también nos va quitando tiempo.

El portillo de la pila

Hemos conseguido “tapar otro farrondón”, como dicen por aquí. El portillo que había junto a la noria y que tapaba la pila que descubrimos está terminado

Se trataba de un portillo de considerables dimensiones y que hubo que sanear hasta la pila para poder empezar a levantar.

Pero ya que ese rincón bajo la higuera y junto a la puerta de la noria será uno de los más utilizados (es el sitio más fresco) pues merecía la pena esmerarse.

Terminada la obra es cuando te das cuenta de la gran altura de la pared…

 

 

Un nuevo hallazgo en la huerta

Este lugar no deja de sorprendernos, siguiendo con las tareas de rehabilitación de las paredes de piedra empezamos a arreglar el portillo que hay junto a la noria, en el que habíamos visto una fila de ladrillos enterrados que pensamos podía ser un lumbral de una pequeña portada para comunicar las dos cercas, pero al descubrir y retirar las piedras caidas…

Apareció esta pequeña pila, hecha de ladrillo y mortero de cal que según creemos recibía el agua de las albercas destinada al riego de la huerta, en el terreno aún se observa un pequeño surco por el que le llegaba el agua, que pasaba la pared por una cañería bajo la misma.

Suponemos que la función de esta pila era la de repartir el agua en varias direcciones en la huerta, según hacia donde se quisiera regar. Tiene dos agujeros y en uno de ellos, al menos, se observa una canalización de ladrillo que dirigía el agua.

Una bonita sorpresa junto a la noria que nos va haciendo entender poco a poco cómo funcionaba este lugar.

Andamos reparando el portillo que cuyos restos cubrían la pila, así conseguiremos que al no pasar por allí se conserve mejor.

¿Qué sorpresas nuevas nos guardará El Cocedero?